viernes, diciembre 14

Inversión en capital de trabajo - III

En una planta elaboradora de queso, el capital de trabajo debe garantizar la disponibilidad de recursos suficientes para adquirir la materia prima y cubrir los costos de operación y venta durante los 60 días normales que dura el proceso de producción, más los 30 días promedio que demora la recuperación de los fondos para ser utilizados nuevamente en el proceso. La teoría financiera se refiere normalmente al capital de trabajo que se deno- mina activos de corto plazo. Esto es efectivo desde el punto de vista de su admi- nistración, más no así de la inversión.
 Por ejemplo, si una empresa programa un nivel de operaciones de $ 100, sin fines de lucro (compra y vende $ 100 en produc- tos), pero tiene una política de venta que establece un 50% al contado y un 50% a crédito a 30 días. Al iniciar la operación esta empresa deberá desembolsar $ 100, de los cuales recuperará $ 50 inmediatamente y tendrá el saldo en cuentas por cobrar. 
El dinero recibido al contado se utilizará en la compra de la nueva merca- dería, pero para mantener el nivel deseado de $100, deberá incurrirse en un nuevo desembolso de $ 50. Si permanentemente las cuentas por cobrar ascienden a $ 50 y siempre el nivel de operación requiere existencias o caja de $ 100, los $ 150 totales tienen el carácter de una inversión permanente que sólo se recuperará cuando el proyecto deje de operar. Este tema se trata en detalle en el capítulo 15. 
En consecuencia, para efectos de la preparación y evaluación de proyectos, el capital de trabajo inicial constituirá una parte de las inversiones de largo plazo, ya que forma parte del monto permanente de los activos corrientes necesarios para asegurar la operación del proyecto. Si el proyecto considera aumentos en el nivel de operación, pueden requerirse adiciones al capital de trabajo. En proyectos sensibles a cambios estacionales pueden producirse aumentos y disminuciones en distintos períodos, considerán- dose estos últimos como recuperación de la inversión
. Los métodos principales para calcular el monto de la inversión en capital de trabajo son los de capital de trabajo bruto, capital de trabajo neto, ciclo productivo y déficit acumulado máximo. Los siguientes apartados analizan estos métodos en detalle.