domingo, diciembre 21

ETAPAS DE LA EVALUACIÓN DE PROYECTOS (Parte III)

ESTUDIO DE PREFACTIBILIDAD (continuación)
El análisis de los aspectos administrativos permite determinar algunas componentes de costo fijo y la organización de los recursos humanos, físicos y financieros.
El análisis de los aspectos legales permite conocer las restricciones de ese tipo que limitan al proyecto. Por ejemplo: tributación (pago de impuestos), permisos requeridos, contaminación ambiental, eliminación de desechos.
Todo lo anterior permite tener una estimación de los montos de inversión, costos de operación y de los ingresos que generaría el proyecto durante su vida útil. Lo que se utiliza para la evaluación económica y para determinar las alternativas más rentables.
Conviene sensibilizar los resultados de la evaluación a cambios en las variables más importantes. Con los resultados obtenidos, se decide realizar el proyecto o postergar, abandonar o profundizar el proyecto.

ESTUDIO DE FACTIBILIDAD
Para el Estudio de Factibilidad se enfoca a un análisis detallado y preciso de la alternativa que se ha considerado más viable en la etapa anterior.
El énfasis está en medir y valorar en la forma más precisa posible sus beneficios y costos.
Dada la cantidad de recursos destinados a esta etapa, sólo llegarán a ella los proyectos para los que no hay duda de su rentabilidad positiva, es decir, que se van a llevar a cabo. Por ello, toma más importancia los flujos financieros y la programación de obras.
Una vez definido y caracterizado el proyecto, debe ser optimizado en tamaño, localización, momento óptimo de la inversión, etc.
Se debe coordinar la organización, puesta en marcha y operación del proyecto. Determinar el calendario de desembolsos para la inversión, disponibilidad de equipos y sus plazos, anteproyecto de ingeniería, selección y entrenamiento del personal de administración, operación y mantenimiento. Fuentes, condiciones y plazos de financiamiento.
Esta etapa es la conclusión del proceso de aproximaciones sucesivas en la
formulación y preparación de un proyecto y constituye la base de la decisión respecto a su ejecución.
La evaluación no sólo es útil para la persona(s)/organización que es dueña del proyecto, sino que también a quienes la financian o a las autoridades pertinentes.